sábado, 19 de diciembre de 2009

¿Hacia dónde va la educación en Cantabria?

No es mi intención pontificar sobre la educación y la enseñanza sino simplemente aportar mis reflexiones sobre estas cuestiones a partir de mi experiencia docente. Venimos hablando varios compañeros, también preocupados por el asunto, sobre los niveles educativos de nuestro alumnado en las más diversas materias. Lo primero es que somos ajenos a esas "pruebas de diagnóstico" que intentan meter con calzador nuestras administraciones educativas, como si un ejercicio de un día pudiera servir para "diagnosticar" una situación. Ya, de entrada, hablar de diagnósticos me remite a la medicina y me empuja a pensar que, realmente, esas administraciones educativas nos consideran enfermos o pacientes, que no sé muy bien que es peor, si tener alguna afección que puede llegar a ser curada o ser sujetos pacientes de ocurrencias pseudo pedagógicas.
Pero volviendo a la cuestión planteada al inicio de este post, la reflexión viene a cuento de negar validez real a esas pruebas, independientemente de sus resultados, sean positivos o negativos. No creo estar mirándome el ombligo si defiendo que el verdadero nivel educativo se mide en el día a día de las clases. Y es ahí donde va mi aportación personal en función de lo que veo en las clases que imparto. Mi conclusión es que cada vez facilitamos más la tarea del estudiante y, paradójicamente, cada vez se obtienen peores resultados. La comparación entre pruebas realizadas hace tres o cuatro cursos y las actuales, que he venido realizando en este primer trimestre, me lleva a conclusiones realmente desoladoras: los ejercicios son cada vez más fáciles, el esfuerzo pedagógico por presentar los contenidos es cada vez mayor y estos contenidos son cada vez más básicos. A pesar de todo, los resultados son peores. ¿Qué está fallando? Aquí hay pocos elementos que puedan ponerse en cuestión: o somos los profesores, o son los alumnos, o es el método, o es el "entorno social" (cajón de sastre éste en el que cabe de todo: familia, administración educativa, amistades, posibilidades socio-profesionales,...). Quizás pueda ser un poco de todo, o alguno tendrá ya una elección más cierta. En próximos posts os iré avanzando mis teorías sobre estas cuestiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Te interesó el artículo?

Datos personales

Mi foto
Profesor de Historia en un Instituto de Cantabria.

Seguidores